Tag Archives: hijos de padres separados

Con ellos no se debe chantajear

Uno de los pecados más graves consiste en utilizar al niño como arma arrojadiza: “Si te vuelvo a ver con ése, te saco al nene” Para cualquier chico significa una enorme ofensa no ser tratado como persona, sino como una simple pelota en el juego de pimpón de sus padres.
Cuando no sólo el padre custodio sino también el ausente está sinceramente interesado en la educación, surgen con frecuencia cuestiones sobre las que hay que ponerse de acuerdo. Siempre que sea posible y la distancia no lo impida (por ejemplo, si los progenitores viven en ciudades distintas), la ex pareja debería acordar encuentros regulares sin los hijos.
Conviene que estas reuniones no tengan lugar en la anterior vivienda en común, sino en un lugar neutral, como un restaurante o un bar. No siempre tendrán que hablar de algo tan decisivo como la elección del colegio, a veces, sólo se tratará de la normal evolución del chico. Cada padre informará al otro sobre lo que piensa acerca del comportamiento, los logros, deseos y temores del pequeño (¡sin acusar al otro de no educarlo bien!). De esta forma también el padre que no convive con el niño podrá tomar parte en su crianza. Trátese de los deberes, las costumbres televisivas o las pequeñas enfermedades del hijo, cuanto mejor esté informado, mucho más se interesará por su vida y su bienestar.

Posted in Consejos | Tagged | Leave a comment

Hijos de padres separados

Por el bien de los hijos, las parejas separadas deben esforzarse en mantener una relación respetuosa y educada.
Cuando el amor se rompe irremediablemente y la única solución es el divorcio, lo más seguro es que los implicados estén tan cansados el uno del otro que deseen no verse nunca más. Pero, cuando hay hijos de por medio, esto no es posible. Aunque el hombre y la mujer dejen de ser pareja, no pueden dejar de ser padres; y los chicos los necesitan a ambos.
En la mayoría de los casos, los hijos viven con la madre y visitan regularmente al padre, aunque en algunas ocasiones sucede lo contrario, sobre todo cuando se trata de chicos más grandes o adolescentes.
Los acuerdos deben cumplirse siempre.
Para que los padres puedan velar coherentemente por los intereses de sus hijos y el contacto entre éstos y el padre (o madre) ausente transcurra de forma correcta y poco traumática, no queda más remedio que los ex esposos se vean y hablen. Sin duda son momentos difíciles, sobre todo al principio, cuando las heridas están aún abiertas. Para que no vuelvan a sangrar, antes de cada encuentro conviene recordar las principales normas de convivencia entre padres divorciados. Un plan de visitas fijo, determinado por el juez o acordado por los padres, constituye uno de los pilares en la vida del chico después del divorcio, que le servirá para orientarse ante la nueva situación. Ni la madre ni el padre deberían incumplir este acuerdo sin una razón grave. El padre que aparece por sorpresa “pasaba por aquí y quería ver cómo estaba mi hijo” ciertamente puede dar una alegría al niño, pero también distorsionar el ritmo diario establecido. Tampoco es correcto que la madre telefonee a su ex marido para decirle que hoy no le viene bien que vea al chico.

Posted in Consejos | Tagged | Leave a comment