Tag Archives: como dormir al bebe

Como dormir al bebe

A dormir también se aprende y lo mejor es enseñarles desde que son chiquititos.
Algunos se niegan a cerrar los ojos si papá o mamá no se comportan como sus ángeles de la guarda mientras los toman de la manito o les cantan todo el repertorio de canciones entre bostezos y suspiros. Así que los padres pasan muchas noches de ángel a angelito (“¿Por qué te callas, papi?”); y una vez sí y otra también terminan durmiéndose una siestita a su lado.
Otros reclaman a media noche el chupete, un vaso de agua, su osito… Y sus papis se especializan en salir despedidos de la cama como por un resorte, esquivar obstáculos a media luz y atrapar de nuevo el sueño por los pelos y a velocidad récord.
Y no faltan tampoco los intrépidos que agarran su mascota y, como quien no quiere la cosa, se pasan a la cama de sus papas. A los padres de estos chiquitos sólo les quedan dos opciones: devolver de inmediato al intruso a su nido o seguir durmiendo y, hacerle un huequito al visitante.
Pasar las noches sin dormir y los días con sueño (y no precisamente por dedicarse a leer los últimos bestsellers) no hace que los padres se vuelvan locos, desde luego, pero sí que al día siguiente anden por el mundo absolutamente despistados.
Si un chico no duerme bien, los padres tampoco. Y si las malas noches se van sumando, ya no es que los papas no sepan por la mañana ni como se llaman, es que, sencillamente, se encuentran agotados.
Y a los chicos, pobrecitos, tampoco les toca la mejor parte: al día siguiente, dicen sus papas, “No hay quien los aguante”. Y no exageran nada: cuando un chiquito no ha dormido todo lo que su organismo le reclama, se muestra irritable, enseguida se cansa de jugar, protesta por cualquier cosa, no se concentra en lo que hace, quiere hacer todo y de todo se aburre, y hasta tiene menos apetito que de costumbre.
Si las razones de su mal dormir no tienen nada que ver con que esté enfermo (o incubando alguna enfermedad) o con que haya surgido algún cambio en su entorno, habrá que pensar si no está reclamando que papá y mamá le dediquen mayor atención durante el día.

Posted in Cuidados del bebe | Tagged | Leave a comment