Tag Archives: aprovechar espacio

Aprovechar el espacio del hogar

CIRCULAR CON LIBERTAD.
La orqanización del espacio va mucho más allá de la simple distribución del equipamiento. Existen varios condicionantes que son necesarios resolver a electos de mantener la idea rectora sobre la que fue concebido un ambiente.
Cada local de la casa, además de ser un todo en sí mismo, es —a la vez— un eslabón más en una cadena de circulaciones y espacios predominantes que, dispuestos en armonía, conforman la célula madre que es el hogar. (Casa-universo.)
Por ello, en la elección de los estilos y decoraciones hay que tener en cuenta varios aspectos:
• Medidas y morfología del local (cuadrado, rectangular, etc.).
• Ubicación relativa del mismo respecto de los demás ambientes (su posición con relación al acceso a la vivienda, su frecuencia de uso).
• Ubicación de aberturas (aventanamientos y puertas).
• Existencia de algún elemento significativo (chimeneas).
• Sentido de circulaciones implícitas el recorrido sugerido por la disposición del local y su reacción con el resto de la casa).
Haremos hincapié sobre este último aspecto, tratando de resolver, con la distribución del equipamiento, el nudo circulatorio de un espacio integrado de estar-comedor.
Vemos dos posibilidades para un mismo ambiente, donde se observan los elementos significativos que determinan subespacios dentro de otro mayor.
La chimenea: de gran envergadura, elevada y tratada con diferentes materiales del resta, crea un punto focal que sugiere el desarrollo de actividades a su entorno.
Circulación implícita: del hall de acceso a la cocina y escaleras a la planta alta, determina por sí misma diferentes situaciones.
Con una circulación muy clara y bastante libre, se ha diseñado un sector de estar formado por un sillón en “L” y otro de lectura. Ambos lugares conviven, equipados con muebles de diseño rústico, sencillos, en torno de la chimenea, cuyas presencias se subordinan a ella.
Se ha optado por jerarquizar el estar desarrollado alrededor de la chimenea y un comedor que lo rodea. En este caso la distribución de los muebles permitió lograr un sector más privado de lectura, teniendo una doble circulación hacia la planta alta.
El diseño de las circulaciones internas es de vital importancia, porque con ellas podemos inducir inconscientemente el paso de las personas por lugares no deseados.
Por otra parte, no debemos descuidar su amplitud. Las circulaciones deberían tener no menos 0,80 m de ancho, para evitar que se transformen en corredores de desagradable sensación.
Este concepto también se puede enriquecer utilizando recursos en la iluminación (spots y dicroicas de haz cerrado) que permiten enfatizar sectores de acuerdo con nuestras necesidades y preferencias

Posted in Consejos | Tagged | Leave a comment