La elección de los colores del hogar

La elección de los colores:
Los colores y los motivos decorativos desempeñan un papel primordial en la vida cotidiana, por tanto, conviene elegir los que puedan proporcionarnos bienestar y satisfacción estética.
Papeles, tejidos y pinturas rematarán el equilibrio de todo el conjunto. Si se les sabe sacar partido aumentarán hasta el infinito las posibilidades.
Curiosamente los colores que elegimos para los vestidos no son precisamente aquellos con los que nos gustaría vivir. El blanco es un buen ejemplo de ello, ya que, siendo muy apreciado en decoración, es muy exigente para ser utilizado en la ropa de vestir de diario. El marrón tiene la cualidad de ser un color sereno que se integra dentro de la madera y los tejidos naturales, así como con los objetos de tono neutro, como el plata, el negro y el dorado. Es ideal para un despacho, un salón amueblado con piezas clásicas y todos aquellos sitios donde se desea un telón de fondo de tono neutro. Sin embargo, requiere algún motivo rosado, rojo o crema para que no dé una impresión apagada.
Uno de los colores de más fácil aplicación en una pieza es el azul, en todos sus matices. Es un color apacible y relajante y ofrece muchas más posibilidades que el marrón, puesto que juega con todos los demás colores.
El verde evoca las buenas cosas de la naturaleza: árboles, plantas, verduras y frutas. Introduce inmediatamente en una
pieza un toque de vida. El verde, ciertamente más que ningún otro color, se presta en gran modo a la coordinación.
El amarillo es un color que tiene el don de atraer y rechazar al mismo tiempo. Puede actuar como un elemento tónico, aportando un toque de luz en una pieza muy sombría. Una escala de amarillos logrará un gran efecto utilizando un matiz para las paredes, otro para la carpintería y otro para el techo.
El rojo es el color más osado de todos y, salvo que se utilice para subrayar otros elementos decorativos, debe cubrir el conjunto de una superficie.
El secreto de una buena coordinación de los colores consiste en servirse de ellos de una manera simple, determinando el efecto deseado antes de empezar. Cuantos menos colores intervengan mejor será el resultado. La variedad se debe conseguir jugando con las tonalidades y los matices.
Los valores fríos crean una impresión de espacio, en tanto que los colores intensos tienden a resaltar las paredes. Se utilizará un tono oscuro para pintar las paredes de una estancia en la que se quiera reducir la sensación de espacio o bien en una pequeña sala a la que se quiera dar importancia.

This entry was posted in Decoracion de ambientes and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to La elección de los colores del hogar

  1. ALEJANDRA ASTENGO says:

    muy buenas notas !!!!!

Leave a Reply to ALEJANDRA ASTENGO Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>