Cursos de natación

Se realizan en piletas climatizadas. En algunos se incluye la información teórica básica de los cursos convencionales, pero no en todos. A veces la pareja debe concurrir a otro lugar para tomar las clases teóricas. Los ejercicios de entrenamiento y relajación se realizan dentro del agua.
La gimnasia en la pileta constituye una excelente fórmula de entrenarse para el parto, ya que el agua activa la circulación, ayuda a descargar de peso la columna vertebral y permite una preparación física más intensa con menor riesgo de lesiones. Su finalidad no es prepararse para realizar un parto bajo el agua, sino disfrutar de las ventajas que ofrece el medio acuático para mejorar el tono muscular general.
Las clases se adaptan al nivel de natación que tiene cada mujer y al mes de gestación que está atravesando. Las embarazadas nadan, juegan, practican ejercicios de espalda, pelvis y piernas y aprenden a relajarse. Como desarrollan aspectos lúdicos, estos cursos suelen ser bastante divertidos. Los hombres entran en la pileta y participan de los ejercicios junto a su pareja y los demás asistentes.

This entry was posted in El parto and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>